by

ZANCADAS A LA LUZ DE LA LUNA (y sin balizas)

El pasado viernes, varios compañeros de Zancadas hicimos un espectacular rodaje nocturno mientras se producía el eclipse.

La imagen puede contener: 21 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior
Camisetas amarillas, una luna misteriosa, linternas frontales, zapatillas y muchas, muchas, pero muchas ganas de pasarlo bien. La receta era perfecta, no podía fallar. Y así fue: todos nos hemos quedado con ganas de repetir, como ha dicho Josillo “ha sido de 11 sobre 10”.

En el ambiente no solo flotaba el hechizo del eclipse, estaba también esa magia de risas, bromas y compañerismo que nos acompaña allá donde vayamos y que hace que correr sea un deporte de equipo.

Mayte esperaba esta quedada con muchísima ilusión… “Y por fin llego el día.. esperaba esta quedada con mucha ilusión, desde nuestra carrera Ilumina Móstoles me apetecía muchísimo otro rodajito nocturno y por supuesto las pulseritas brillantes no nos podían faltar!!
La organización fue estupenda, como siempre, pensando en todo y en todos.
El lugar elegido perfecto, me encanta correr en La Marañosa y con el fresquito nocturno aún más.
Qué alegría da vernos a todos y que ilusión reencontrarnos y, de repente… ¡¡ese eclipse de luna espectacular!! Espero que la temporada que comienza tras las vacaciones llegue cargada de momentos así,  que tanto disfrutamos juntos como la gran familia Zancadas!!”

La imagen puede contener: 8 personas, personas sonriendo, personas de pieTambién hubo quienes se animaron a participar caminando, como Josillo: “La experiencia fue brutal. Muchas gracias a Mario por organizarlo tan bien. La gente apoyó la propuesta y nos juntamos muchísimos compañeros. El encanto de caminar por la noche bajo la luna junto al resto de andarines, y compartir charlas y bromas fue genial. Volvería a repetirlo sin duda”.

Nuestro Dani no podía faltar, y ahí estuvo. En víspera de salir de vacaciones se sumó al plan y lo dio todo: no se guardó ni una risa. “Ya llegando a las lagunas se veía que la noche iba a prometer. Éramos mucha gente de Zancadas con ganas de pasarlo bien y disfrutar del rodaje nocturno. Al bajar del coche el ambiente era increíble: nervios, risas, besos, saludos, ganas de diversión. En este grupo hay muchos niveles, mis compañeros de fatigas son Roberto y Cristian y con ellos empecé el rodaje. Zancada a zancada iba anocheciendo y las bromas eran infinitas.

Llegamos a lo alto del cerro y desde arriba se veía la luna totalmente roja, la verdad es que fue un momento mágico.

La imagen puede contener: noche y cielo
Mario nos comentó que al volver habría que ir recogiendo las balizas… ¿Qué balizas? ¡Si ya las hemos recogido! La cara de incredulidad de Mario y su pregunta de ¿Cómo vamos a volver? dará para muchas risas los próximos meses. Correr por los caminos es un placer, y con la luna vestida de rojo fue mágico. Gracias zancadas por darme momentos tan especiales.

En el caso de Guille las vacaciones ya acaban y, ¿que mejor manera de volver que con un plan Zancadas?. “Para mí la de anoche fue una experiencia muy diferente que creo que todos deberíamos experimentar alguna vez. El objetivo era pasarlo muy bien corriendo o andando de noche con los compis para llegar a vislumbrar esa luna rojiza de la que todos hablaban. Y si, se consiguió el objetivo, se superaron mis expectativas y me enamoré de nuevo de la naturaleza.

Mientras corriamos, algunos con frontales para la iluminación del camino, se masticaba el buen rollo que siempre hay en este grupo, da igual quien lo componga, yo mismo cambié de grupito tres veces y surgió el mismo ambientazo, siempre risas y el compañerismo como anfitrión. Para mí la imagen de la noche fue la llegada a lo alto del cortafuegos, desde donde se veia perfectamente ese eclipse lunar y el punto de luz que era Marte…una maravilla, estar allí y verlo, no es lo mismo que contarlo…de verdad, de diez. Y a la vuelta con el mismo buen rollo nos encontramos con la anécdota: Mario había dejado balizas por el camino para guiar a los distintos grupos en el regreso y Dani las fue recogiendo pensando en que era un recorrido circular y no de ida y vuelta. Sin mayores problemas todo el mundo llegó sano y salvo, y todo quedó en risas”.

La imagen puede contener: una persona, sonriendo

Para varios de nuestros corredores la fiesta empezó con el rodaje nocturno y acabó casi al amanecer…pero eso os lo contamos otro día..

Gracias Mario por demostrar que en Zancadas todos y todas pueden aportar su granito de arena y sumar, en este caso siendo el “Director de la Expedición”. Y por supuesto también damos las gracias a Javi, por alargar la noche mágica siendo afitrión de una bonita velada.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *