TERCERA CONVIVENCIA ZANCADAS: FIN DE SEMANA MÁGICO

El sábado nos tocó madrugar ya que el tren salía a las 8:30 de Atocha, pero las caras que llevábamos todas y todos era de alegría y mucha ilusión. Después de despedirnos de las mamis y papis bajamos a la estación y la verdad que no tuvimos que esperar mucho, parecía que nos estuvieran esperando. Nos montamos en el tren en donde daba comienzo nuestra aventura.

El albergue estaba muy cerca de la estación de Renfe. Allí nos dieron las instrucciones del alojamiento. Después de elegir habitaciones y colocar nuestras cosas, nos fuimos al campo de “fútbol sala” para hacer nuestro entreno de los sábados, en donde no faltó nuestro calentamiento, la técnica de carrera,…

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, calzado, árbol y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, árbol, niño(a), calzado, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cancha de baloncesto y exterior

Y los juegos, que como siempre sin darse cuenta están entrenando sin parar…

La imagen puede contener: una persona, sentada, calzado, cancha de baloncesto y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, calzado, cancha de baloncesto y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, calzado, árbol, exterior y naturaleza

Al finalizar tuvimos un poco de tiempo libre para hacer lo que nos apeteciera: jugar al fútbol, al escondite, relajarnos, charlar con los amigos, incluso ver como llenaban la piscina… Después nos fuimos a hacer una pequeña ruta para ver los bonitos parajes de la Sierra de Madrid, simplemente al traspasar la puerta que daba comienzo al camino, parecía que entrabamos en un sitio especial, nos asustamos al encontrar un letrero que decía «ganado suelto» y teníamos que asegurarnos de cerrar bien la puerta como nos indicaba. En esta ruta no vimos ningún animalito, tan solo encontramos un pequeño riachuelo, donde nos refrescamos “el cogote” y mojamos las gorras.

La imagen puede contener: 12 personas, personas sonriendo, personas de pie, árbol, planta, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, niño(a), exterior y naturaleza

De regreso al albergue cerramos durante un minuto  los ojos para convertirnos en “galos”, donde el albergue era nuestra aldea y durante todo el fin de semana teníamos que superar pruebas que nos habían puesto los romanos. En la comida ya conseguimos una serie de puntos, por ser puntuales, por ayudar a colocar las mesas y las sillas y por comer tranquilos.

Después de comer de nuevo tiempo libre, cada uno eligió una cosa: jugar a juegos de mesa, tumbarse en la cama y estar relajados, charlar,… lo único obligatorio que tenían que hacer por grupos de habitación, era preparar una pequeña prueba para una habitación diferente en un determinado momento.

Luego tocaba hacer la «Gymkhana de las 7 pruebas de Asterix y Obelix», ponernos un nombre galo, llevar a cuestas a sus jefes, resolver “jeroglifix”, “adivinanzus”, “enigmun”,… incluso gritar delante de los grandes jefes el lema de guerra: «Por Tutatis».

La imagen puede contener: 14 personas, personas sonriendo, personas de pie, calzado, niño(a), cielo, árbol, pantalones y exterior

La imagen puede contener: 3 personas, árbol, niño(a), exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una persona, niño(a) e interior

La imagen puede contener: una o varias personas y calzado

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas, árbol, perro, niño(a), exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas, mesa, niño(a) y exterior

Tras superar la gymkhana, llegó el momento de la poción mágica donde tomamos zumito y sándwiches de nocilla para reponer fuerzas. Y… tuvimos otro ratito de “tiempo libre” para hacer lo que cada una o uno quisiera antes de la ducha, y una vez limpios y guapetones el comedor nos tenía preparada una rica cena.

La imagen puede contener: 8 personas, personas sonriendo, personas sentadas, mesa e interior

La imagen puede contener: 9 personas, personas sonriendo, personas sentadas y personas comiendo

Al terminar de cenar de nuevo los romanos nos tenían una serie de pruebas para la velada, desde descubrir títulos de películas solo con gestos, el “boom”, los retos de las habitaciones, el «stop», el juego de construir historias con los dados o salir fuera con las linternas para buscar unas florecillas y conseguir así más sellos en nuestra hoja.

La imagen puede contener: una persona, sentada e interior

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pie, niño(a) e interior

La imagen puede contener: 10 personas, personas sonriendo, personas sentadas y niño(a)

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pie, calzado e interior

La imagen puede contener: una persona, calzado, niño(a) y exterior

La imagen puede contener: mesa e interior

Luego un ratito de relax en las habitaciones, para relajarnos, hablar bajito nuestros secretos y finalmente dormirnos.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas, niño(a), calzado e interior

La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas sentadas e interior

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, personas sentadas, niño(a), mesa e interior

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas sentadas e interior

Al día siguiente un buen desayuno nos esperaba, leche, cola-cao calentito con cereales, bollitos o pan tostado para recargar energía. Para ir tranquilos, subimos para dejar todo recogido en las maletas, y preparar nuestras pequeñas mochilas para hacer la ruta del monumento al «Arcipreste de Hita» donde nos ha pasado de todo.

La imagen puede contener: 12 personas, personas sonriendo, personas de pie, árbol, pantalones, niño(a), exterior y naturaleza

La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, montaña, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una persona, planta, árbol, montaña, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: cielo, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie, cielo, pantalones, exterior y naturaleza

Llegado a un punto, un militar nos ha pedido que bajáramos por otro sitio, ya que estaban haciendo maniobras e iban a explotar un artefacto, hemos escuchado el estruendo ha habido algún que otro grito y muchas risas. Hemos continuado por otra ruta que nos ha enseñado una persona del lugar, algunos le miraban extrañados y otros atentos a sus explicaciones.

La imagen puede contener: una persona, de pie, niño(a), exterior y naturaleza

Y aunque parecía que nunca las ibamos a encontrar… allí estaba el conjunto de rocas con formas redondeadas y arriba del todo y dentro de ellas… el cofre misterioso que buscabamos, lo hemos abierto y nos hemos encontrado anotaciones de pensamientos y deseos.

La imagen puede contener: 11 personas, personas sonriendo, niño(a), exterior y naturaleza

La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas de pie, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: nubes, montaña, cielo, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una persona, sentada y exterior

Y por supuesto, Zancadas ha dejado el suyo.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, exterior

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La imagen puede contener: una persona, sentada, pantalones y exterior

A la vuelta, hemos preguntado a otra persona con la que nos hemos encontrado, con la intención de llegar abajo por un camino más corto, pero no hemos sido capaces de realizarlo, pues llegado a un punto, no veíamos el camino, con lo que nos ha tocado desandar lo andado para volver al camino inicial, que eso nos ha dado la oportunidad de encontrarnos y estar cerca de las vacas, tanto que hemos tenido que bordearlas para no molestarlas. Todos alucinábamos con el ternero que estaba al lado de su mamá.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo, árbol, flor, planta, exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, hierba, exterior y naturaleza

Al llegar no nos ha dado tiempo para jugar ni darnos un remojón con la manguera que nos tenían preparada, ya que al hacer otra ruta y luego tener que volver a la inicial, hemos perdido tiempo y ha durado todo un poco más de lo previsto, por eso hemos entrado directamente al comedor para comer tranquilamente y porque nos esperaba… una paella que estaba muy rica y nos hemos puesto como el “Kiko” después de todo el esfuerzo y experiencia junta.

Hemos terminado de recoger para ir a la estación, ya que el tren pasaba muy prontito de regreso a casa. No nos ha dado tiempo a ver quién ha conseguido más sellos, ya que las pruebas seguían dentro del tren y por eso en el próximo entreno del sábado averiguaremos quienes son los ganadores.

Una vez sentados en el tren, hemos realizado nuestra pequeña evaluación para ver lo que más nos ha gustado, lo que menos y las cosas que se pueden mejorar para que la siguiente aventura sea mucho mejor.

GRACIAS POR HACERNOS PASAR…

¡UN FIN DE SEMANA MÁGICO!.