SÁBADO MUY ESPECIAL CON SURESTEA

enero 26, 2020

Empezábamos la mañana del sábado, muy emotiva y diferente, porque además de entrenar como todos los sábados, primero teníamos una gran sorpresa, y es que habíamos invitado a José Miguel de la asociación Surestea para hacerle entrega del dinero recaudado con los calendarios solidarios, nada más y nada menos que 605€ para ellos, recaudados con muchísimo cariño. Pero además contamos con la colaboración y presencia de Vanesa Millán, representando a la Concejalía de deportes. No falto el fotógrafo de la revista “Rivas Actual” para inmortalizar el momento.

Gracias a todos desde el primero al último, que participo en este bonito y emotivo detalle.

La imagen puede contener: 3 personas, niño(a), calzado, árbol y exterior

José Miguel nos explicó un poquito lo que hacían en la asociación e incluso contestó alguna pregunta de un peque, dejándonos bien claro la importancia de tratar a los peques con autismo como uno más.

Y después… ya solo tocaba entrenar un poquito. Los peques dimos nuestra vuelta de rigor, mientras que los mayores tenían una sorpresa por parte de los compis del club. Hoy se iban directamente al “cuadrado pasando por la escalera de madera”.  A la ida conseguimos que prácticamente todo el camino fueran corriendo, al llegar a los columpios Jesús tiro con los más rápidos y Ángel que se quedó con los más rezagados para llegar hasta las escaleras, todos subieron e hicimos fotos para inmortalizar el momento y la culminación.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, personas caminando, cielo, árbol y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, personas caminando, árbol, cielo, niño(a), exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, árbol, niño(a), exterior y naturaleza

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo, nubes, exterior y naturaleza

Para volver, Javi y Laura nos acompañaron un tramo, dejando a Edu capitaneando con los que iban más rápido y Ángel una vez más, se quedó con los que les costaba un poquito la vuelta.

Mientras los peques hicimos nuestra técnica de carrera y jugamos, sin darse cuenta que realmente corrían.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas practicando deporte, cancha de baloncesto y exterior

Empezamos con la carrera enumerada, donde cada equipo se enumeraba y a la voz de un número el primero tenía que dar un abrazo a ese número y salir corriendo hasta el medio del campo y volver, después se fue complicando haciendo lo mismo pero también había que dar luego un abrazo al último.

La imagen puede contener: una o varias personas, cancha de baloncesto, calzado y exterior

Les hizo mucha ilusión coger el testigo, que lo utilizamos en el siguiente juego, donde cada componente de un grupo estaba en una esquina, tenía que esperar a recibir el testigo para poder salir e ir corriendo hasta donde estaba su compañero y así sucesivamente hasta completar toda la vuelta entera. La primera vez que lo hicieron fue un poco caótica pero en cuanto entendieron la dinámica fue todo sobre ruedas.

La imagen puede contener: 5 personas, personas de pie, niño(a), cancha de baloncesto y exterior

La imagen puede contener: 5 personas, personas de pie, niño(a), calzado, cancha de baloncesto y exterior

En el siguiente juego, tuvimos que estar muy atentos para que no hicieran trampas, se lo pasaron en grande intentando ser los primeros y las miradas que se echaban un grupo al otro para ganar.

La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, calzado, niño(a), cancha de baloncesto y exterior

Consistía en una carrera en zig-zag, donde el último tenía que hacer el zig-zag entre sus compañeros hasta llegar a colorarse el primero y dar una voz para que saliera el último, así constantemente hasta que la fila llegará hasta la mitad del campo.

Para finalizar, jugamos con los aros que estaban distribuidos por todo el campo, divididos en cuatro grupos y enumerados, a la voz de un número y el color de un aro, debía salir el primero para llegar cuanto antes hasta dicho aro. Así sucesivamente hasta que salieron todos de cada fila.

Para terminar y los mayores que ya habían llegado, llenos de barro, jajajajaja… algunos súper emocionados con la aventura y otros no tanto, hicimos los estiramientos correspondientes, eso sí, pocos, porque la lluvia nos había respetado hasta el momento pero… empezaron a caer las primeras gotas. Así que foto grupal con los poco que ya quedaban y rápidamente a los coches para llegar a casa ducharse y estirar como habían prometido.

La imagen puede contener: una persona, de pie, cancha de baloncesto, niño(a) y exterior

La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie y exterior

“No puede haber mayor regalo que dar tiempo y energía en ayudar a los demás sin esperar nada a cambio.” Nelson Mandela.