Mucho más que un Club de Atletismo

Para tod@s, equipo Zancadas!!

Hola compis, hace unos meses me diagnosticaron una lesión en la cadera. Estaba en un gran momento de forma, pleno de buenas sensaciones, mejorando marcas personales y cumpliendo retos. Me he quedado con la espinita de poder haber hecho más pero tengo que verlo con el pensamiento positivo de lo que me ha dado y lo que he disfrutado durante este tiempo.

indice20

Después de estar de un lado para otro con médicos y pruebas, en la Unidad de Cadera de la clínica CEMTRO, referente de traumatología deportiva, me dijeron las palabras que un corredor jamás debería escuchar: “No puedes correr, no puedes hacer deporte de impacto” «tienes una enfermedad degenerativa desde pequeño…» y acto seguido el doctor me mostró la prótesis de titanio que sería necesario implantarme si continuaba corriendo. Debió ser una especie de terapia de choque para sacarme del bloqueo de cabeza que produce escuchar esas palabras. Es tan grande el mazazo que no te lo crees, no lo asimilas en ese momento, no te imaginas seguir con tu vida sin poder hacer algo que te apasiona y necesitas.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas de pie

Poco a poco lo vas encajando, como puedes, no queda otra. Vas buscando diferentes opciones de deporte que puedan suplir todo lo que me ha dado el correr y la verdad: no lo he encontrado aún. Sigo activo en el gimnasio con spinning, entrenamientos  funcionales y cardio. Poco a poco iré metiendo bici, natación y lo que surja, porque me considero una persona inquieta y necesito el deporte para oxigenarme, liberar endorfinas y sentirme realizado psíquica y físicamente.

La imagen puede contener: una o varias personas
A parte del parón en seco y “sin anestesia”, me ha dolido y he echado mucho de menos a mis compis de Zancadas. Esos momentos de entreno juntos “dándolo todo”, cada abrazo y choque de manos antes y después del entreno, de cada carrera, las risas y grandes momentos que hemos compartido, en las series, en los rodajes, en las tiradas largas en los 10K, 21K, 42K, en la Sansi, en nuestra carrera del Rayismo, en las carreras solidarias ayudando a Mateo y numerosas causas más…

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie, pantalones, exterior y naturaleza
En el mes de enero recibí un mensaje de Natalia y Raúl (son unos campeones en todos los sentidos, por su forma de ser, por todo lo que han conseguido y por todo lo que dan). Me proponían la posibilidad de seguir en el Club. Sus palabras fueron un bálsamo para mí, una preciosa muestra de cariño, humildad y generosidad. Creo que una de las más bonitas de mi vida. “Zancadas no quiere perderte, queremos seguir contando contigo. Dale una vuelta compi, piénsatelo con calma. Estamos convencidos de que tiene que haber una solución, que en algún momento darán con la tecla y podrás seguir corriendo”, me decían ambos. Por mi cabeza pasó de todo… “¿Qué puedo hacer yo si ya no puedo correr?”.

Poco a poco me había ido distanciando del equipo intentando mentalizarme que esa etapa se había acabado, sentía mucha resignación, rabia, impotencia y vacío. Pero al final alguien muy especial para mí me hizo ver desde su corazón que tenía que intentarlo.

Este mes de febrero he comenzado a bajar al Bellavista como vuestro “ayudante y apoyo” en los entrenos.

El primer día fue para mí un gran paso, con muchos sentimientos a flor de piel, incertidumbre y nerviosismo. Me recibisteis como siempre, con vuestros brazos y corazones abiertos y con esos rostros llenos de alegría por verme. Me regalasteis una placa dedicada que llevo grabada y llevaré siempre dentro de mí: “Zancadas siempre te acompañará en tus pasos, te queremos”, ¡puff! no podéis imaginar cómo me sentía después de todo este tiempo. Aunque por fuera no lo expresase, por dentro me llegasteis, “me tocasteis la fibra”. Gracias a tod@s!! os quiero!!.

La imagen puede contener: una persona, sonriendo

Durante este mes al otro lado de la barrera, he podido sentir todo lo que nos da este deporte: esfuerzo, disciplina, perseverancia, valentía, compañerismo, humildad. Me habéis hecho partícipe de ello con vuestras sonrisas e ilusiones, con vuestras Zancadas.

Esto es nuevo para mí, espero daros todo lo que pueda aportar, ayudaros y animaros, no defraudaros. Intentaré poco a poco ir haciéndolo mejor para que mi apoyo os sirva tanto como a mí el vuestro.

Contad conmigo para lo que necesitéis, cualquier crítica será bien recibida, aquí estamos todos para ayudarnos y crecer juntos con este deporte que nos une.

Me habéis dado tantas muestras de cariño, empuje y ánimo que espero poder agradecerlo y devolverlo en cada entreno. Gracias de nuevo Natalia y Raúl por vuestra generosidad y tiempo, por esta nueva oportunidad, gracias Zancadas por todo lo recibido, por estar ahí y por tener la suerte de haberos conocido.

¡¡Correr, luchar, disfrutar y nunca, nunca, nunca os rindáis, equipo!!