Crónica de Lili en Rivas Trail Natura

¡Por fin! Se hizo realidad poder disfrutar y participar en una carrera que me apetecía muchísimo correr en Rivas.

Años atrás he entrenado siempre por los cortados, me encanta correr por el monte, mucho más que por asfalto. He de confesar que desde que estoy en este maravilloso Club he cogido algo de gusto a correr por asfalto, antes lo esquivaba, procuraba siempre planificar mis rodajes para ir por el monte lo máximo posible. De hecho, mis dos medias maratones anteriores las preparé corriendo por los cortados.

Pues llegó el 2022, por suerte estaba en forma para poder disfrutar de este Trail que ya no podía permitir que se me pasara de nuevo. El año pasado estaba ya inscrita a carreras de 10k y el Trail cambió la fecha debido a la pandemia, con lo que no pude participar. A ello se sumaba un esguince. Total, imposible ir.

Tenía muchísima ilusión y respeto porque en esta ocasión tan solo unas cuantas veces he entrenado por los cortados ya que he estado más enfocada en la media maratón del próximo fin de semana y sé perfectamente que no tiene nada que ver una cosa con la otra.

La montaña es mucho más exigente y sabía que era un rompe piernas divertido, que estaba preparada en cuanto a fuerza para afrontarlo, pero temía poder hacerme daño, lesionarme o incluso que mi tobillo pudiera verse de nuevo resentido por una mala pisada entre barro y piedras.

Estuve a punto de decidir dejarlo y no correr pero me alegro mucho, muchísimo de haberme lanzado. Mientras iba corriendo y disfrutando por todo el recorrido no paraba de alegrarme por estar ahí, por descubrir nuevos senderos que no conocía y sobre todo lo bonito que era todo el entorno.

El barro nos permitió correr, vi alguna que otra zona que era peligrosa o de más riesgo pero por lo demás, se pudo correr perfectamente y disfruté muchísimo excepto que, como siempre, mi estómago me dio algo de problemas.

Iba más a disfrutar que a competir y por supuesto tenía en mi cabeza un límite de tiempo del cual no quería pasarme y también lo conseguí, con lo cual estoy muy, muy contenta. Pero sobre todo porque me sobraron fuerzas y si no tuviera la media maratón a la vuelta de la esquina habría dado mucho más y seguramente que habría conseguido un mejor resultado.

(Foto de Rivas Actual)

Otro año será, pero me quedo con el super regalo de haber corrido un Trail en Rivas y por el entorno que tanto me gusta.

Como siempre me he sentido super feliz y orgullosa de haber corrido por y para Zancadas y sobre todo una alegría ver que Belén me esperaba para hacerme fotos, videos y que la pobre se puso hasta nerviosa y apenas le dio tiempo a grabarme un poco. ¡¡Mil Gracias Belén!! Y mil gracias a todos por sus ánimos antes de empezar y luego por el apoyo en el grupo cuando terminamos todos.

¡¡Gracias Zancadas!!

Comparte en tus redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.