Crónica de la Carrera de San Antón

Al igual que pudimos pasear la «amarilla» por el Trail de Rivas, también lo hicimos en «Jaén Ciudad del Deporte» en su mítica carrera de «San Antón» María José y Marta nos cuentan…

Marta

La nocturna de San Antón en Jaén me enamoró desde la primera vez que la corrí (en la última edición hace 2 años) y eso que nos diluvió. Así que cuando salieron los dorsales para este año no me lo pensé dos veces… Pero ésta es una carrera que hay que disfrutarla con los tuyos y comentándolo con el grupo nos apuntamos unos cuantos…

Quedamos el sábado por la mañana para recoger el dorsal y vernos antes de la carrera. Este año la salida fue a las 21:00 y daba tiempo a pasear por la ciudad, comer tranquilamente y descansar un rato antes de ver a la élite del atletismo como rompía records.

Llega la hora, buscamos a los compis, nos saludamos, foto, consejos de última hora y a disfrutar…
La carrera empieza en bajada y con el subidón del ambiente empezamos eufóricas. Yo sigo a Marijose aunque sé que por poco tiempo porque rápidamente empieza una subida y después otra, pero hay tanta gente en la calle, los tambores, las antorchas, todo el mundo aplaudiendo y animando que es como si te empujaran y se te olvidan los casi 5 kilómetros de subidas. Por fin llegamos a la catedral, IMPRESIONANTE, los pelos de punta al ver la catedral iluminada y un pasillo estrecho que ha hecho la gente para que pasen los corredores como si fuera el tour de Francia, subiendo el Tourmatet. Una pasada!!!! Superada la parte más dura del recorrido, solo queda seguir disfrutando y me acuerdo de los consejos de Juanjo «reservar fuerzas para el último kilómetro que es de subida y se hace muy largo.»
Y así llego a la temida recta final que pica hacia arriba y como voy con el subidón de saber que queda muy poco, saco fuerzas y llego con la emoción de lo vivido y con mis compañeros esperando en el meta.

Cómo colofón un post carrera muy entrañable con Juanjo como anfitrión, Natalia, Raúl, Elías y Marijose.

He echado mucho de menos a Patri y Martita que a última hora tuvieron que suspender el viaje. Pero sé que habrá más ocasiones, porque de verdad que mola vivir estas carreras y hacer piña con tus compañeros de equipo.

También Marijose nos cuenta que fue ESPECTACULAR

Este fin de semana he cambiado el Trail de Rivas, en el que he participado en las dos ediciones anteriores, por la carrera de San Antón en Jaén.
Tenía muy buenas referencias y se han cumplido toda las expectativas, además con un embajador de lujo, gracias Juanjo por los consejos y el recovery después de la carrera.
Son 10km por la ciudad de Jaén, esa que siempre veo desde la A4 casa vez que vamos a Málaga, dominada por su castillo, al que afortunadamente no tuvimos que subir durante la carrera, aunque si lo hicimos como turistas. Nos ha cundido el finde Marta!!

Volviendo a la carrera, el ambiente con las antorchas y la gente animando es excepcional, no había ni un solo metro en el que no hubiera nadie aplaudiendo, al llegar a la catedral te hacen un pasillo tipo tour de Francia en el que sientes que te empujan hasta coronar la que en teoría era la última cuesta. Menos mal que hice caso a Juanjo, Raúl y Natalia y reserve para la recta final que parece que nunca se acaba.
La sensación de terminar con un tiempo con el que estoy contenta y celebrarlo con los compañeros no tiene precio, sin duda repetiré!!!

Comparte en tus redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.