Al mal tiempo buena cara

enero 26, 2020

Empezábamos ya la noche anterior con la pregunta de siempre, “¿mañana se entrena?, que dan lluvias”. Pues sí, mañana se entrena que parece que nos va a respetar el tiempo. Y así sucedió, no salió el sol y solo nos llovió casi al finalizar, por lo tanto todos contentos.

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, niño(a) y exterior

No fuimos muchos, algunos ya estaban malitos, pero los que sí subieron, fueron unos valientes por calzarse las zapatillas para entrenar o como nosotros decimos para divertirse jugando.

Nuestra vuelta de rigor fue algo perezosa, les costo un poquito arrancar, luego con la técnica de carrera empezaron a ponerse las pilas y a darlo todo.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas practicando deporte, cancha de baloncesto y exterior

Decidimos estar los dos grupos juntos, mayores y pequeños, para que se animaran unos a otros que estaban como el día, jajajaja… una vez organizados por grupos, que lo nuestro nos costó, nos metimos en faena, es decir, correr sin darnos cuenta, jugando.

El primer juego fue recolectando setas, juego apropiado para el día que teníamos, de cada grupo salía un peque con un dado en la mano, al llegar a la mitad del campo se enfrentaban dos peques que tenían que lanzar el dado, el que sacaba mayor puntuación cogía un cono y ambos tenían que correr hasta su grupo y dar el relevo al siguiente, al finalizar, sumábamos conos y el grupo que más tenía se llevaba un punto. Hicimos varias variantes: primero hasta que salieron todos, después en un tiempo determinado donde daba tiempo a que salieran todos o no, penalizando a los que hacían trampas, yendo de una manera diferente,…

La imagen puede contener: una o varias personas, personas practicando deporte, cancha de baloncesto y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas practicando deporte, cancha de baloncesto y exterior

No dio tiempo a más porque como ya dijimos al empezar la crónica, las gotas de lluvia empezaron a aflorar y tampoco podíamos cansarnos mucho, así que… estiramientos rápidos de pie y entrega de dorsales para correr el domingo en el Cross de Rivas.

¡Al mal tiempo buena cara y muchas ganas de dar zancadas!